que opinan de la sexualidad los chilenos

Resultados de encuesta realizada por este portal con apoyo del sicólogo experto en sexualidad Alfonso Luco y la empresa Exinde-IMS Resultados de encuesta realizada por el Portal con apoyo del sicólogo experto en sexualidad Alfonso Luco y la empresa Exinde-IMS

De acuerdo a un cuestionario contestado por 48 varones, se valora que las mujeres tomen la iniciativa para tener un encuentro sexual, ya que los hace sentirse deseados y es excitante y novedoso. El estrés laboral, las peleas con la pareja y la falta de interés de la mujer reducen su deseo.N.MEl 96% de los hombres considera que el sexo es importante o muy importante en su vida, mientras que el 75% se declara satisfecho o muy satisfecho con su vida sexual. Esto demuestra que la sexualidad es una faceta apreciada por los hombres y que, haciendo gala de la apertura que se vive en la actualidad sobre el tema, están más dispuestos a reconocerla en su real dimensión, así como lo que les gusta y no les gusta del sexo.

Para explorar en este campo El Portal, con el apoyo del sicólogo experto en sexualidad masculina Alfonso Luco y la empresa de investigaciones de mercado Exinde-IMS, realizó una encuesta no representativa de carácter anónimo a 48 hombres heterosexuales de 23 a 42 años. Uno de los primeros elementos que llamó la atención fue su reticencia y rechazo a contestarla, a diferencia de las mujeres, quienes mostraron una mayor disposición a responder las preguntas que habían sido elaboradas para ellas (nota publicada en este mismo portal).

sexualidad de los chilenos

Una de las tendencias que muestra es que el expresar el interés sexual ha dejado de ser terreno prioritario de los hombres, y que la iniciativa para tener sexo es compartida por ambos miembros de la pareja, según señala 81% de los encuestados. El 19% de los hombres tiene sexo habitualmente por iniciativa propia y ninguno respondió que por iniciativa de la pareja. Sin embargo, al 92% le agrada que ella sea la que dé los primeros pasos hacia un encuentro, ya que eso los hace sentir deseados o halagados (20%), porque les gusta ser seducidos o “dejarse querer” (16%) o porque es excitante y novedoso o encuentran ridículo lo convencional (10%), entre las principales razones.

Por otra parte, el 56% de los entrevistados confiesa que generalmente siente más ganas que ellas de tener un encuentro sexual, mientras que el 42% declara que el nivel de deseo es similar en ambos y sólo el 2% dice que, usualmente, es la mujer la que tiene más ganas. Pese a que la mayoría señala sentir más ganas que ellas, el 79% de ellos dice que el encuentro sexual ocurre cuando se ponen de acuerdo ambos miembros de la pareja, mientras que el 17% dice que cuando ella tiene ganas y sólo el 2% cuando él siente deseo.

Enemigos del sexo

El estrés y la tensión resultaron ser grandes enemigos de la sexualidad masculina: el 56,3% respondió que estos factores disminuyen su deseo sexual. Algunos comentan que “sucede durante la semana, fruto de tensiones laborales”, “es necesario estar de buen ánimo para tener una vida sexual normal” y que “las preocupaciones disminuyen el deseo. Para tener sexo hay que estar concentrado”. Para otros, quizás no se trata de falta de ganas sino de energía: “No sé si disminuye tanto mi deseo como mi iniciativa para provocar un encuentro sexual”. En el 35% de los casos el deseo disminuye debido a problemas en el trabajo, para el 27% por tensiones en el hogar y para el 31%, otras dificultades, especialmente problemas con la pareja.

Entre las actitudes de las mujeres que también afectan el nivel de deseo sexual masculino están el enojo o las discusiones (27%), la indiferencia o falta de interés sexual y el rechazo (27%), el desaseo (6,3%), la inseguridad y baja autoestima de la pareja (4,2%), la rutina (4,2%) y “cuando se pone bruja” (4,2%), entre otras. Entre sus opiniones se cuentan que “yo me esfuerzo por convencerla de que es hermosa, pero ella insiste en encontrarse fea y hallarse mil defectos”, “mi deseo disminuye cuando en esos momentos en que yo muestro mis ganas ella se queja de problemas domésticos o laborales”, “no me gusta que quiera hacer el amor siempre de la misma forma y en la cama, sin variar” y “me desagrada que que simule el erotismo por agradar o por costumbre”. Entre las cosas que a los hombres no les agrada que ellas hagan durante el encuentro sexual destacan el mostrar desinterés (52,1%), que ella dé instrucciones (40%), que no hable (27,1%), que se contenga (13%), que se distraiga (10,4%) o que sea sea pasiva (10,4%).

El 41,7% de los encuestados necesita, en tanto, de una atmósfera determinada para tener un encuentro sexual, ya que “requiero de tranquilidad”, “las atmósferas potencian la situación” e “influyen sobre mi estado de ánimo”. Para el 35,4% es indiferente, ya que “cualquier lugar es bueno” o “basta con la imaginación” y el 23% no requiere de un entorno específico: “Lo importante es la pareja”, “me excito en cualquier parte” y “si hay deseo no importa el lugar”, fueron algunas opiniones.

sexualidad hombres chilenos

Lo que sí les gusta

Para el 19% de los hombres, sus ganas despiertan en cualquier momento y lugar, pero para el 15% el deseo aparece cuando están solos con sus parejas, cuando beben o “salimos de carrete” (13%), cuando ella se desnuda (8,3%), en cenas románticas (6,3%) o después de un período de abstinencia (6,3%). Las actitudes de la pareja que encienden su deseo son la coquetería y la sensualidad (18,8%), los cariños y las caricias (18,8%), el que ella tome la iniciativa (10,4%), la ropa provocativa (8,3%), el verla cuando se viste o en ropa interior (8,4%), que demuestre su deseo y sea deshinbida (6,3%), entre otras.

Durante el encuentro sexual, al 15% le agrada que ella no tenga pudores; al 13% le gusta el sexo oral, que sea activa (8,3%); que les den besos en el cuello y las orejas y que los acaricien (14,7%); que sean demostrativas, pidan que les hagan cosas y griten (6,3%), que se desnuden y realicen juegos eróticos (4,2%). En tanto, el 92% sabe qué es lo que los excita y el 73% ha pedido a su pareja que haga esas cosas, con buena acogida en el 77% de los casos. Entre las cosas que a ellos los excitan se cuentan las caricias (18,8%), el sexo oral (14,6%), ver la excitación de la mujer (13%), que use lencería o “ropa sexy” (10,4%) y variados juegos previos (8,3%).

Anexo

Distintas expectativasSegún señala Matías Rodríguez, sociólogo y director de Exinde-IMS, “es curioso que aunque el 56% de los encuestados señala tener más ganas que ellas, los datos obtenidos por la encuesta de las mujeres sugieren que esta percepción masculina no interpreta bien los sentimientos femeninos, ya que el 38% de las entrevistadas dijo que le gustaría una mayor frecuencia de encuentros sexuales. Sin duda las necesidades de ellas se expresan en un lenguaje a veces invisible para el hombre, ya que recurren a códigos afectivos sutiles que, para ellos, quizás no representan la manifestación del deseo propiamente tal”. En opinión del experto, muchas de las diferencias que existen entre hombres y mujeres forman parte de las frustraciones que ambos viven diariamente: “Pareciera ser que los sujetos viven un exceso de expectativa sexual que deben satisfacer cuando lo acuerdan con ellas. A la inversa, las mujeres viven a la expectativa que ellos lean sus signos invisibles y que se den cuenta de su deseo”.

Dejar respuesta