tipos de inversionistas

Tipos de inversionistas 

Múltiples son las consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de invertir; sin embargo, una de las más importantes es determinar la clase de inversionista que es cada uno. Las necesidades de dinero, el horizonte de inversión y la tolerancia al riesgo son algunos de los aspectos que ayudan a definir ese perfil.

Antes de definir en qué invertir este año sólo considerando las variables económicas y las proyecciones de los expertos, resulta indispensable establecer el perfil de riesgo en el que se enmarca cada uno.
Por ejemplo, recomendar invertir en acciones o en renta fija, no depende sólo de la opinión que se pueda tener acerca de cómo se desenvolverían estos instrumentos en el año, sino también depende de las necesidades de dinero, el horizonte de inversión y la tolerancia al riesgo de cada capitalista. En este escenario es fácil engañarse frente al lugar que ocupa cada inversionista en las dimensiones del “riesgo”.

El siguiente es un cuestionario que puede ayudar a establecer una estrategia de inversión acorde con los propios objetivos de inversión. Para lograrlo se debe partir por responder las preguntas que aquí aparecen. Luego, es necesario sumar los puntos obtenidos en cada respuesta y comparar la suma total de éstos con el cuadro ubicado al final del cuestionario. El resultado de todo este ejercicio será el portafolio recomendado.

Horizonte de su inversión

Un aspecto fundamental a la hora de definir el tipo de inversión que se va a hacer es establecer el horizonte de tiempo que involucrará ésta, ya que mientras más largo sea ese plazo más agresivo tiene que ser el portafolio, es decir, debe contener más instrumentos de renta variable.
Portafolios recomendados

Portafolio Conservador: Si está próximo a jubilar o invierte para alcanzar otros objetivos con un horizonte de corto plazo, puede que la estabilidad sea lo más importante. La estrategia conservadora se encuentra orientada a invertir en fondos que privilegian instrumentos de renta fija como bonos o depósitos de corto plazo. Es para inversores que quieren la máxima garantía posible de que el valor de su dinero no va a descender, así como reducir al mínimo las fluctuaciones en el valor de mercado. Lo recomendable es mantener una estructura de un 80% de instrumentos de renta fija (80% de corto plazo) y sólo un 20% en renta variable (acciones).

Portafolio Moderado: Diseñado para inversionistas que están dispuestos a tomar un riesgo reducido. La estrategia moderada reduce la volatilidad, al mismo tiempo que busca la apreciación del capital con una combinación más equilibrada de fondos de acciones, fondos de bonos e inversiones de  un plazo más bien acotado o corto. Se agrupa en una proporción de 65 porciento de renta fija (60% a corto plazo y 5% de mediano y largo plazo) y 35% de renta variable.

Portafolio Balanceado: La estrategia balanceada permite al inversionista un alto potencial de ganancias con un portafolio equilibrado entre bonos y acciones., de esa manera mantiene una estabilidad dentro de lo razonable. Se integra de un 50% de instrumentos de renta fija (40% renta fija de corto plazo y 10% renta fija de mediano y largo plazo) y un 50 porciento de instrumentos de renta variable.

Portafolio Agresivo: La estrategia de inversión agresiva permite al inversionista que tiene objetivos de largo plazo tomar ventajas de las fluctuaciones del mercado de corto plazo. Le da un énfasis muy fuerte a los instrumentos de renta variable, conservando instrumentos de renta fija en una proporción de 25% (20% renta fija corto plazo y 5 porciento renta fija mediano y largo plazo) e instrumentos de renta variable en un porcentaje del 75 . Este portafolio conserva el más alto potencial de ganancias.

inversionistas

¿Cómo elegir un fondo?

Una vez que se ha seleccionado un portafolio aparece la disyuntiva de seleccionar los fondos en los cuales invertir. Para hacerlo en forma correcta es necesario tener en cuenta precisiones básicas, las que se pueden revisar a través de las siguientes preguntas.

¿Cómo ha sido el desempeño del fondo?.

– Para saber exactamente cómo ha sido la rentabilidad del fondo durante el último tiempo, no deben mirarse sólo los retornos de ese fondo en forma aislada. Para una elección objetiva es recomendable comparar el fondo (índice o benchmarck) y además, es necesario comparar el fondo con otros fondos que inviertan en la misma disciplina.

¿Cuán riesgoso ha sido el fondo?.

– Aquí es importante relacionar rentabilidad con riesgo, ya que al efectuar una inversión siempre existe un riesgo inherente a ésta. Además, es necesario tener en consideración que siempre existen fondos más volátiles que otros y que, ante esto, la mayoría de los inversionistas piensan que invirtiendo en un fondo más riesgoso, se pueden esperar retornos más altos, lo que no siempre ocurre.

Otros inversionistas son capaces de renunciar al potencial de ganancias del fondo con tal de tener una cartera menos volátil, por lo que a la hora de invertir, es necesario considerar la volatilidad que presenta el fondo junto con los retornos del mismo. Es así como dos fondos con retornos similares pueden no ser igualmente atractivos para invertir debido a los distintos grados de volatilidad.

Dentro de las medidas de riesgos más conocidas se encuentra la volatilidad, Sharpe ratio y Beta. Una mayor información se puede encontrar en www.fondos.cl.

¿Quién maneja el fondo?.

– Los resultados de los fondos dependen de quién los maneje, es decir, los gerentes de Inversión junto con su equipo de trabajo. Ellos son los que deciden qué comprar o qué vender y cuándo. Por lo tanto, es necesario conocer quiénes son las personas que manejan el fondo y cuánto tiempo lo llevan haciendo. En este sentido, la capacidad de análisis que tenga la administradora es importante, en especial del apoyo con que pueda contar de sus matrices tanto local como internacionalmente.

¿Dónde invierte el fondo?.

– Esta es una pregunta que no es menor. La respuesta está en conocer bien dónde invierte el gerente de inversiones del fondo. Después de conocer esto, el inversionista puede tener reales expectativas de las rentabilidades que el fondo pueda llegar a obtener. Los gerentes de Inversión de los fondos pueden invertir en acciones, bonos o en un mezcla de ambos. Además, pueden invertir en grandes compañías conocidas tanto a nivel nacional (Sky Airline, Sonda, etc) como a nivel internacional (Coca-Cola o Gillette). Tal vez se enfoquen en pequeñas empresas de las cuales no se sabe nada, adquirir acciones de empresas que están creciendo extremadamente rápido pero a precios altos, como por el contrario, comprar acciones de empresas con menores retornos pero a precios más baratos. Tan desigual es el comportamiento de los gerentes de inversiones de los fondos, que pueden llenar su portafolio con 20 ó 200 acciones. Por lo tanto, dónde invierta el fondo y los retornos que éste obtenga van a depender de las políticas de inversión que efectúen estos ejecutivos. Para esto se recomienda analizar el objetivo de inversión del fondo y el último portafolio del fondo.

¿Cuántos son los costos del fondo?.

– Los fondos mutuos no son gratis, la persona que desea invertir debe pagar por una administración profesional, pero pagar grandes sumas es tirar el dinero a la calle. Esto ocurre porque cada peso que se le paga a la administradora es menos dinero que se recibe de la inversión. Más aún, los costos son una de las pocas cosas constantes que existen dentro de la misma inversión, ya que se pueden mantener constantes año a año aunque los retornos sean volátiles. Es común que la administradora del fondo deduzca diariamente de la rentabilidad del fondo su remuneración. Asimismo, al costo total se le deben sumar las comisiones que se deducirán de las inversiones. Estas, por lo general, se relacionan con el monto invertido y el plazo de permanencia de la inversión. Finalmente, existen fondos que cobran un porcentaje de la ganancia diaria que obtenga el fondo.

 

Dejar respuesta